Sobre el cliente

Uno de los principales proveedores de energía del país y con casi 30 años de trayectoría, Edenor es una empresa publico/privada que distribuye y comercializa energía eléctrica en gran parte de la ciudad de Buenos Aires y 20 partidos del conurbano bonaerense.

Contexto

En 2018, tras una reforma legislativa que le otorgó presupuesto para realizar acciones correctivas y preventivas que modernicen el suministro eléctrico y protejan a los usuarios de sufrir pérdidas de servicio durante los picos de uso, Edenor se encontraba en la particular situación de tener que expandir su personal de cuadrilla para cumplir con una estrategia agresiva para mejorar su servicio.

Desafíos

El desafío principal en este caso fue el volumen de personal calificado requerido, y la especificidad técnica de algunos de los perfiles. La empresa ya había realizado iniciativas de sourcing, pero nunca tercerizadas y a esta escala.

La primer etapa del proyecto consistió en coordinar junto al gerente de Recursos Humanos y dos Analistas para definir una estrategia fluida y escalable para contactar, evaluar, entrevistar e inducir a más de 2.500 candidatos.

A través del programa Jóvenes Técnicos generamos una base de pre-candidatos con más de 1.100 perfiles prometedores y cubrimos 281 posiciones.

A su vez, el programa Jóvenes Ingenieros nos aportó el aprendizaje de coordinar y comunicar con más de 1.500 pre-candidatos, para eventualmente dar con los 30 perfiles más afines a un puesto híper-especializado.

Al trabajar con este volumen de personal, cada etapa del proceso presentó un desafío en sí mismo. Por un lado en la selección; desde contactar a las escuelas técnicas para dar con todos los candidatos viables, validar cada pieza de documentación de los potenciales aplicantes, diseñar pruebas técnicas y actividades de Assessment Center relevantes para los puestos técnicos, hasta implementar una red de referidos entre los perfiles ingresantes. Y por el otro la inducción; los formularios niveladores para relevar competencias, la digitalización de toda la documentación relevante, el paquete de información inicial para el ingreso, así como el seguimiento personalizado y los reportes de cada ingresante.

El desafío principal en este caso fue el volumen de personal calificado requerido, y la especificidad técnica de algunos de los perfiles. La empresa ya había realizado iniciativas de sourcing, pero nunca tercerizadas y a esta escala.

Edenor: programas de Jóvenes Técnicos y Jóvenes Profesionales

Una estrategia de difusión masiva en portales de empleos y redes sociales.

Un plan de referidos multi-etapa en escuelas técnicas.

La validación y digitalización de toda la documentación relevante para la evaluación y el alta de cada candidato.

Reportes estratégicos periódicos para mantener la transparencia sobre el estado del proceso.

Una metodología ad-hoc para evaluar las aptitudes clave de los candidatos.

Contenido de acompañamiento y soporte durante la etapa de inducción.

Resultados

Contactamos a más de 2.500 jóvenes profesionales en el marco de dos de los planes de reclutamiento más importantes del sector en los años recientes.

Mantener la comunicación clara, consistente y humana con tantas personas nos desafió a nivel técnico y nos ayudó a reafirmar nuestro compromiso con mantener el trato empático a lo largo de todas las etapas del proceso de selección. De forma similar, contactar y coordinar con stakeholders del cliente, comunidades y entidades educativas.

A nivel estratégico, colaborar con Edenor nos profesionalizó como organización y nos permitió afinar y escalar nuestros procesos; adaptarnos a cooperar codo a codo en un proyecto así de grande nos puso a prueba como equipo y nos llevó a planificar e implementar el proyecto más ambicioso en la historia de Wolib.

A través de este proyecto aprendimos que podemos lidiar con la incertidumbre; resolver imprevistos y calibrar el proceso sobre la marcha. También pudimos poner en valor la comunicación interna y el flujo de trabajo de Wolib, sin organización y división de tareas no hubieramos sido capaces de resolver un desafío así de complejo.

Edenor es, al día de hoy, nuestro proyecto más relevante en cuanto a escala e impacto. La experiencia fue un aprendizaje contínuo donde pudimos refinar nuestros procesos y aprender a trabajar con una organización órdenes de magnitud más grande que la nuestra.